Entrevista a Douglas Robinson, autor de Becoming a Translator

Por Reed James                                                     English Version

RJ:        Hola Doug; bienvenido a Spanish Language Gateway.

DR:        ¡Gracias!

RJ
        ¿Traduces? Si es así, ¿con qué idiomas trabajas?

DR:        He estado traduciendo desde y al finés desde 1975. Ése es el único idioma desde el cual traduzco de manera profesional, pero también he realizado algunos trabajos ocasionales desde el ruso, el alemán y el español.


RJ
:        Muchos traductores y clientes señalan que los traductores sólo deberían traducir a su lengua materna. Otros presentan argumentos válidos contrarios a esta afirmación, tales como el conocimiento especializado, la capacidad linguística y la escasez de hablantes nativos en el idioma meta. ¿Cuál es tu opinión?

DR:        Opino que la visión purista, según la cual uno sólo debiera traducir hacia la L1, es simplista. No sólo hay una gran necesidad de traducción a la L2 en varios sectores del mercado de la traducción, sino que también hay tantos traductores que lo hacen de manera brillante. El hecho de que también haya otros que lo hacen de mala manera no es un argumento para sustentar lo contrario; también hay muchos que traducen mal a la L1.


RJ:        
¿Qué tan importante es, para ti, la gestión terminológica para los traductores (es decir, la compilación de glosarios, las bases de datos terminológicas, la compra de libros especializados y los recursos electrónicos)? ¿Debieran invertir mucho tiempo y dinero en estos recursos incluso cuando están ocupados?

DR:        Es totalmente esencial para los traductores profesionales. Las personas que traducen por placer pueden determinar por sí mismos si quieren invertir tiempo y dinero en ello.


RJ:        
Muchos traductores "de la vieja escuela" evitan deliberadamente el uso de herramientas para TAO y otros recursos computacionales. Prefieren en cambio hacer una lectura de prueba sobre texto impreso en papel y limitar el uso de la computadora para procesamiento de textos y envío de faxes. Por otro lado, los traductores que iniciaron sus carreras hace unos diez años tienden a adoptar la tecnología y a hablar maravillas de las herramientas para TAO. ¿Cuál es tu opinión acerca del uso de la tecnología y cómo puede ésta influir de manera positiva o negativa en el trabajo del traductor?

DR:         Mucho de esto depende del volumen que uno maneje en un determinado campo. Siendo traductor de un idioma con menor difusión, nunca me he podido dar el lujo de especializarme en un campo específico; por esto, no ha valido la pena invertir dinero en software de MT (memoria de traducción). Pero ve mi artículo "Traducción Cyborg".


RJ:
        ¿Estás a favor de un método de capacitación de traductores universal para todos los pares de idiomas, o bien consideras que la traducción entre pares de idiomas específicos requiere métodos distintos?


DR:        No estoy a favor de nada universal. Toda capacitación de traductores está y debe estar orientada a labores específicas.


RJ:        
¿Cuáles son tus opiniones acerca del par Español <> Inglés? ¿Para los traductores es más fácil o más difícil lidiar con estos idiomas y este mercado en particular a diferencia de otros pares de idiomas?

DR:        Sólo conozco ese campo de oídas.


RJ:
        He escuchado distintas opiniones sobre en qué país debiera vivir el traductor según cuál sea el idioma meta de él o ella. ¿Qué piensas tú que será mejor: vivir en un país donde se habla el idioma fuente o el idioma meta? ¿Por qué?

DR:        Cada caso tiene sus ventajas. Si uno vive en la cultura fuente y el idioma meta es tu L1, se tiene un amplio acceso a informantes en el texto fuente y al propio conocimiento como nativo del idioma meta. Si se vive en la cultura meta, y es tu país natal, se tiene amplio acceso a informantes en el idioma meta, y están mucho mejor fundamentados en los estilos y registros de ese idioma. En mi caso, viví en Finlandia por 14 años, generé una base de clientes ahí, luego regresé a EE.UU., y tuve que volver a crear una base de clientes; pero al menos tenía varios contactos en Finlandia en quienes podía confiar para determinar qué significaba algo en un texto fuente determinado.

RJ:
        En Becoming a Translator, hablas sobre la memoria procedural (procedural memory); es decir el tipo de memoria en que uno confía para hacer las cosas automáticamente, como amarrarse los cordones de los zapatos o algunos aspectos de la conducción de un vehículo. Me sentí especialmente intrigado por este concepto. ¿Conoces algún ejercicio para traductores que permita mejorar su memoria procedural?

DR:        Todo ese libro está diseñado para acelerar el proceso por el cual la transferencia de frases desde LF a LM se vuelve una acción de la memoria procedural: principalmente a través de la visualización.


RJ:
        Otro punto que me interesó especialmente luego de leer Becoming a Translator fue que los documentos son escritos por personas y no se quedan en la letra en pantalla. Hablas de estudiar los tipos de personas que escriben los documentos que nosotros traducimos, tales como abogados y empresarios. Ahora que han pasado algunos años desde que el libro fue escrito, ¿conoces algún enlace en Internet donde los traductores puedan ver a estas personas en acción (por ejemplo, YouTube)?

DR:        No, la verdad que no, pero YouTube es sólo uno de los muchos lugares donde se puede recurrir para tales documentos.


RJ:
        En tu experiencia, ¿el reconocimiento de voz (Dragon NaturallySpeaking y otro software) son una ayuda o un obstáculo para la traducción?

DR:        A mí no me ha servido mucho. Tiendo a ser un animal de palabras escritas. Pero eso no quiere decir que no sea extremadamente útil para otros traductores.


RJ:
        En varios foros de discusión, algunos traductores dicen que la traducción automática asumirá parte de las labores de los traductores humanos. ¿Cuándo crees que sucederá esto, si piensas que es cierto? ¿Crees que tendrá un efecto negativo en los traductores y en sus ingresos?

DR:        Ya sucedió.El software de MT ha asumido la labor de recordar palabras sin tener que buscarlas. Mi argumento en "Traducción Cyborg" es que una "MT sólida" (una traducción automática sin restricción de campos y de alta calidad sin edición anterior o posterior hecha por humanos) nunca tendrá lugar, pero que la traducción cyborg, la interfaz máquina-humano, es una parte esencial de la vida de todo traductor profesional (y del flujo de ingresos).


Doug, agradezco tu tiempo. Mis lectores y yo en lo personal apreciamos de verdad esta oportunidad de conocer tus impresiones.

DR:        ¡El placer ha sido mío!
Articles

 Glossaries
Doug Robinson ha sido traductor autónomo entre finés e inglés desde 1975. Vivió en Finlandia en los períodos 1971-1972, 1974-1981, y 1983-1989. Fue profesor titular de teoría y práctica de la traducción inglés-finés en el Departamento de Estudios de traducción de la Universidad de Tampere entre 1987 y 1989. Fue presidente de la Asociación de Traductores Fineses-Americanos y vicepresidente de la Asociación de Estudios de Traducción e Interpretación, además de dirigir el programa de acreditación en el par finés-inglés de la Universidad de Mississippi desde 1989. Es autor de The Translator's Turn (1991), Translation and Taboo (1996), Becoming a Translator (1997), Translation and Empire (1997), Western Translation Theory from Herodotus to Nietzsche (1997), What Is Translation? Centrifugal Theories, Critical Interventions (1995), Who Translates? Translator Subjectivities Beyond Reason (2001), y Performative Linguistics: Speaking and Translating as Doing Things With Words (2003).